Acabados de concreto en muros

  • Por Costos
  • 17/05/2024
  • 0
  • 227 Vistas

Los acabados de concreto para muros son elementos fundamentales en la construcción, ya que no solo proporcionan protección estructural, sino también contribuyen significativamente a la estética y funcionalidad de un edificio. En este informe, repasaremos los tipos de acabados de concreto para muros, sus características, y recomendaciones para su correcta elaboración.

Los acabados de concreto son diversos y son una excelente opción para dar un toque moderno y duradero a los muros, ya sea en espacios interiores o exteriores. Al ser la parte visible de la construcción, estos requieren de mucha atención y cuidado durante su elaboración.

Uno de los aspectos más destacados de los acabados de concreto para muros es su capacidad para mejorar la apariencia visual del ambiente en el que se encuentra. La amplia gama de opciones disponibles de acabados de concreto puede adaptarse a diferentes estilos arquitectónicos y preferencias de diseño, según el requerimiento de cada proyecto.

Asimismo, los acabados de concreto bien aplicados tienen la capacidad de mejorar la resistencia y durabilidad de los muros, protegiéndolos de la intemperie, el desgaste y otros factores ambientales. Los selladores y tratamientos especiales pueden ayudar a prolongar la vida útil del concreto y mantener su apariencia original durante un largo periodo de tiempo.

Existen múltiples técnicas y materiales disponibles para lograr una variedad de acabados de concreto. Esta versatilidad permite una amplia personalización y adaptación a las necesidades específicas de cada proyecto. De acuerdo con la empresa Cementos Pacasmayo, el concreto premezclado se caracteriza por esta cualidad versátil, permitiendo ser moldeado en diferentes formas y acabados, además de otorgar a los muros una durabilidad excepcional y un alto valor estético. La empresa enfatiza que cuando se trata de priorizar la estética, lo que recomiendan es su concreto Caravista, el cual cumple una función dual, tanto estructural como estética, siendo esta última su principal cualidad. 

“Puede ser utilizado tanto en interiores como en exteriores, proporcionando un acabado superior (caravista) que requiere poco mantenimiento y ofrece una gran durabilidad. Además, permite una libertad de diseño que posibilita la creación de múltiples tipos de acabados”, anota.

Gremio de construcción civil de la CCL considera que ley de contrataciones públicas incluye disposición que afectaría transparencia

Por otro lado, los acabados de concreto son fáciles de mantener y limpiar, lo que los hace ideales para una variedad de entornos, desde interiores residenciales hasta espacios comerciales y públicos de alto tráfico. El mantenimiento regular, como la limpieza y el sellado, puede ayudar a preservar la apariencia y la integridad del acabado.

TIPOS DE ACABADOS

Hay diferentes formas de clasificar los acabados de concreto para muros. Por ejemplo, Cementos Pacasmayo los clasifica en 2 categorías: acabados directos de superficies con encofrado y acabados indirectos de superficies sin encofrado.

1.- Acabado directo de superficies con encofrado (finishing formed surfaces)

Cementos Pacasmayo explica que las superficies en bruto son aquellas que se mantienen sin alteraciones después de retirar el encofrado. El aspecto de estas superficies depende del tipo de encofrado utilizado. Según la chapa o material empleado, el muro puede quedar liso o texturizado. Asimismo, es posible lograr distintos acabados, como imitación de madera, superficies estriadas o con incrustaciones, entre otros.

A decir de la empresa, para obtener acabados lisos y uniformes, es crucial que los encofrados cumplan con estrictas especificaciones y sean completamente estancos. “Cabe destacar que es fundamental que el concreto sea homogéneo y mantenga su uniformidad a lo largo del tiempo”, subraya. “Para lograr acabados con colores uniformes es esencial controlar rigurosamente la uniformidad durante todo el proceso constructivo y en la mezcla del concreto”, añade.

2.- Acabado indirecto de superficies construidas sin encofrado (finishing unformed surfaces)

En este caso, se trata de las superficies que son tratadas después del desencofrado, generalmente por medios mecánicos y, en menor medida, por medios químicos o mixtos.

Medios mecánicos

a) Solaqueo, es el método más utilizado y se hace empleando un mortero especializado para esta actividad. “En Pacasmayo contamos con la marca Rapimix cuyo portafolio contempla una solución embolsada y lista para utilizar para el solaqueo”, señala. Se trata de una mezcla predosificada que es ideal para esta actividad; se aplica una capa fina sobre el muro con una llana metálica logrando una bella superficie lisa y de color uniforme. El solaqueo puede ser de tonalidad natural o pigmentado.

b) Acabados con frotado, pueden realizarse con una llana de madera, metal u otra herramienta, según la textura que se quiera lograr. Para este tipo de acabado especializado, es necesario definir y controlar el tiempo uniforme de desencofrado, el cual debe ser lo antes posible.

Perú y Hong Kong cerca de un acuerdo comercial

c) Lavado con abrasivos, para el cual se puede usar chorro de arena u otro material abrasivo para retirar la piel y dejar una textura rugosa.

d) Tratado con productos químicos, como el desmoldante en el encofrado, el cual retarda el fraguado de la pasta de cemento solo superficialmente y luego, se puede lavar la piel tratada con el químico. Otra práctica menos común es dejar adheridos granos de sal en el encofrado, las cuales también se lavan luego del vaciado y desencofrado. 

Ahora, veamos los tipos de acabado de concreto para muros, tanto para interiores como exteriores, más populares en los proyectos.

1.- Concreto expuesto o caravista

Es un acabado que resalta la belleza natural del concreto al dejarlo expuesto sin ningún otro revestimiento. Al ser expuesto a la vista, requiere de mucha atención en la dosificación del diseño, en los encofrados empleados y las metodologías de colocación, para que se pueda obtener el acabado adecuado.

La ventaja del concreto expuesto recae en su apariencia, pues puede asumir diversas formas, colores y texturas, como la piedra, madera, ladrillo, granito y mármol. Esta gran versatilidad es producto de una serie de herramientas que participan antes, durante y después del encofrado, los cuales son los tableros y sistemas de encofrado, los pigmentos adicionados, el desencofrante, el tratamiento posterior de la superficie una vez que ya ha sido desencofrado, y las impregnaciones hidrófobas, barnices y recubrimientos de color, si es necesario.

2.- Concreto oxidado

Para lograr este tipo de acabado es recomendable aplicar productos químicos sobre la superficie del concreto, a fin de crear pátinas de color. Con este acabado, se logra una apariencia única en una amplia variedad de clores, como trigo, terracota, verde, arena, ocre, ébano, etc.

Este acabado es generado producto de la reacción química entre los iones metálicos y el hidróxido de calcio del concreto. El material empleado para lograr la oxidación es un agente líquido conocido como oxidante para concreto. Este no es un pigmento convencional, ya que no añade una capa adicional, sino que modifica directamente la tonalidad existente.

3.- Concreto pulido

Este acabado está hecho con base a cemento. Se logra obtener cuando se aplica una capa final de cemento sobre una superficie de concreto, creando así una superficie lisa y brillante. Este acabado se caracteriza por ser altamente resistente, fácil de limpiar y muy versátil.

Su apariencia brillante permite tener buena iluminación frente a la entrada de luz. Además, debido a su composición, impide la generación de moho, salitre y manchas que se generan por la presencia de humedad. 

CUALIDADES IDÓNEAS DEL CONCRETO 

Según la empresa Cementos Pacasmayo, las características del concreto dependen del tipo de acabado que se quiera lograr. No obstante, asegura que el concreto que mejor se adapta para lograr acabados arquitectónicos distintos es el concreto autocompactante. 

Este concreto autocompactante debe tener asegurada la calidad de sus componentes. Por ejemplo, el cemento y la arena deben ser muy homogéneos y previamente estudiados antes de iniciar cualquier proyecto, especialmente si se requiere concreto de color o tonalidad uniforme.

MTC: Nuevo Aeropuerto Internacional Jorge Chávez se construye con metodología BIM

La homogeneidad debe otras de sus cualidades técnicas, pues el concreto debe ser mezclado correctamente. Por ello, los equipos deben pasar la prueba de eficiencia de mezclado especificada en la norma ASTM C94/NTP 339114. Además, la mezcla debe ser uniforme de una tanda a otra.

RECOMENDACIONES PARA LOGRAR BUENOS ACABADOS

La empresa comenta que para lograr buenos acabados es importante tener en cuenta lo siguiente:

● Personal capacitado para garantizar la ejecución correcta y responsable de los procesos de construcción

● Concreto de buena calidad, homogéneo y uniforme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *